martes, 15 de marzo de 2016

El Monoteísmo Cristiano

Por David K. Bernard

Doctrinas sobre la Divinidad 
(Cuadro realizado por Jorge Isaac Manzano, dar clic para ampliar la imagen)

La creencia en un solo Dios se llama monoteísmo, que proviene de dos palabras griegas: monos, que significa solo, solitario, uno; y teos, que significa Dios. Cualquier persona que no acepta el monoteísmo puede ser clasificado como uno de los siguientes: un ateo —uno que niega la existencia de Dios; un agnóstico —uno que asevera que la existencia de Dios es desconocida y probablemente inconocible; un panteísta —uno que iguala a Dios con la naturaleza o las fuerzas del universo; o un politeísta —uno que cree en más de un Dios. El diteísmo, la creencia en dos dioses, es una forma de politeísmo, y también lo es el triteísmo, la creencia en tres dioses. Entre las religiones del mundo, tres son monoteístas: el judaísmo, el islam, y el cristianismo.

Sin embargo, dentro de las denominaciones de los que se denominan Cristianos, existen varios puntos de vista divergentes en cuanto a la naturaleza de la Deidad. Un punto de vista, llamado el trinitarismo, asevera que existen tres personas distintas en la Deidad —Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo— pero son un solo Dios.

Dentro de las variaciones del trinitarismo, se pueden distinguir dos tendencias extremas. De un lado, algunos trinitarios enfatizan la unidad de Dios sin tener un entendimiento cuidadosamente desarrollado de lo que significarían tres personas distintas en la Deidad. De otro lado, otros trinitarios enfatizan la división en tres de la trinidad hasta el punto de creer en tres seres autoconscientes, y su punto de vista es esencialmente triteísta.

Además del trinitarismo, existe la doctrina del binitarismo, que no clasifica al Espíritu Santo como una persona aparte, sino que asevera la creencia en dos personas en la Deidad.

Muchos monoteístas han indicado que ambos, el trinitarismo y el binitarismo, debilitan el monoteísmo estricto enseñado por la Biblia. Ellos insisten que la Deidad no puede dividirse en personas y que Dios es absolutamente uno.

Estos creyentes en el monoteísmo estricto se clasifican en dos categorías. Una categoría asevera que hay solamente un Dios, pero lo hace para negar, de una manera u otra, la plena deidad de Jesucristo. Este punto de vista fue representado en la historia primitiva de la iglesia por los monarquianistas dinámicos, tal como Pablo de Samosata, y por los arrianos, guiados por Arrio. Estos grupos relegaban a Jesús a la posición de un dios creado, un dios subordinado, o un dios menor.

La segunda categoría de verdaderos monoteístas cree en un solo Dios, pero cree además que la plenitud de la Deidad se encuentra manifestada en Jesucristo. Ellos creen que Padre, Hijo, y Espíritu Santo son manifestaciones, modos, oficios, o relaciones que el único Dios ha demostrado al hombre. Los historiadores de la iglesia han utilizado los términos modalismo y monarquianismo modalístico para describir este punto de vista que fue sostenido por líderes de la iglesia primitiva tales como Noeto, Práxeas, y Sabelio. 

En el siglo veinte, los que creen en un Dios único e indivisible y en la plena Deidad de Jesucristo, usan frecuentemente el término Unicidad para describir su creencia. También usan los términos “Un Solo Dios” y “del Nombre de Jesús” para denominarse, mientras que los que resisten este punto de vista usan a veces designaciones engañosas y despreciativas como “Sólo Jesús” y “Nueva Cuestión” (El apodo “Sólo Jesús” es engañoso porque a los trinitarios les implica la negación del Padre y del Espíritu Santo. Sin embargo, los creyentes en la Unicidad no niegan al Padre y al Espíritu, sino que perciben al Padre y al Espíritu como diferentes manifestaciones del Único Dios quien es el Espíritu de Jesús).

En resumen, la cristiandad ha producido cuatro puntos de vista básicos acerca de la Deidad: (1) trinitarismo, (2) binitarismo, (3) monoteísmo estricto con una negación de la plena Deidad de Jesucristo, y (4) monoteísmo estricto con una afirmación de la plena Deidad de Jesucristo, o Unicidad. 

miércoles, 1 de julio de 2015

Respuesta a la Corte Suprema sobre la Decisión de Redefinir el Matrimonio




Desde la oficina del Superintendente General
David K. Bernard
Traducido por Jorge Isaac Manzano


Por una votación de 5 a 4 la Corte Suprema de los Estados Unidos ha dictaminado que los cincuenta estados deben otorgar licencias de matrimonio a dos personas del mismo sexo. 

¿Cómo deberían responder los cristianos?

1. Continúe defendiendo la Palabra de Dios. En el plan de Dios el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer que hacen un compromiso para toda la vida. Esta definición del matrimonio está fundamentada en el propósito creativo de Dios y el código moral de la raza humana (Génesis 1:27; 2:24). Jesús mismo enseñó esta verdad (Mateo 19:3-9). Por otra parte, Dios diseñó la relación sexual sólo para ese matrimonio. Por lo tanto, la Biblia enseña que el adulterio, la fornicación, y la conducta homosexual son incorrectos. (Vea Marcos 7:21-23; Romanos 1:21-27; I Corintios 6:9-11).


2. Proclame el Evangelio de Jesucristo. Jesucristo no vino al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él (Juan 3:17). Dios vino en Cristo para reconciliar al mundo consigo mismo. Del mismo modo, nuestra misión no es la condenación sino la reconciliación; les rogamos a todos: reconcíliense con Dios (II Corintios 5:18-20). Proclamemos la buena noticia que Jesús murió por nuestros pecados, fue sepultado, y resucitó para traernos salvación (I Corintios 15: 1-4). Cuando las personas creen y obedecen este mensaje, se arrepienten del pecado, son bautizadas en el nombre de Jesucristo, y reciben el don del Espíritu Santo (Hechos 2:38-39). Este nuevo nacimiento trae la liberación y la transformación de modo que, sin importar nuestro pasado, todos podemos crecer en la gracia, caminar en santidad, y cumplir el plan de Dios para nuestras vidas (I Corintios 6:11).

3. Continúe afirmando el valor y la dignidad de todo ser humano. Dios nos ha creado a todos a su imagen, y Jesucristo murió por todos. Debemos tratar a las personas con respeto y amabilidad, incluso cuando no estamos de acuerdo con su comportamiento o estilo de vida. Debemos reconocer los derechos civiles de todo el mundo, a pesar de que entendemos esto, como también la Declaración de Independencia de los estados, los verdaderos derechos humanos provienen de nuestro Creador y no del gobierno. Nuestro rechazo a la redefinición del matrimonio no tiene nada que ver con la intolerancia o el odio. Reconocemos que Dios ha dado a la gente la libertad de elección y que algunas actividades son legales pero no admisibles para los cristianos. En estos casos, no estamos de acuerdo con aquellos que no comparten nuestra fe. Como Pablo enseñó, debemos hablar la verdad en amor, y debemos usar la sabiduría y la palabra de gracia en la discusión de asuntos como éstos con los no creyentes (Efesios 4:15; Colosenses 4:5-6).

4. Defienda las libertades de expresión, de prensa, de asociación y religión. Estas libertades probablemente son atacadas por aquellos que desean silenciar toda oposición, por lo tanto debemos participar en el proceso político y legal para defenderlas. No es un "discurso de odio" que los cristianos predicamos y enseñamos sobre el pecado y la rectitud. Debemos oponernos enérgicamente a todo intento de obligar a las instituciones cristianas, tales como iglesias, escuelas, agencias de adopción, y servicios de consejería a respaldar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Del mismo modo, debemos oponernos a cualquier intento de quitarle su estatus de exención de impuestos a causa de sus creencias religiosas en esta materia.

5. Ore por nuestra nación y por nuestro mundo. Dios todavía tiene el control, y nuestra esperanza está en Él. Donde abunda el pecado, la gracia se hace mucho más abundante (Romanos 5:20). Cuando Pablo encontró oposición, le pidió a la iglesia orar por una puerta abierta para él hablar la palabra claramente (Colosenses 4:3-4). Cuando la iglesia apostólica experimentó persecución, oró por denuedo para predicar la palabra y por señales y prodigios en el nombre de Jesús (Hechos 4:29-30). En estos postreros días, Dios ha prometido derramar su Espíritu sobre toda carne (Hechos 2:17-18). ¡Oremos por un avivamiento apostólico en estos últimos tiempos!

lunes, 29 de junio de 2015

Libro: Es Como la Misma Biblia Enseña


INTRODUCCIÓN

En este libro hallarás una recopilación de mis conversaciones con líderes de los Testigos de Jehová, con el propósito de que tengas buenas bases para preguntar, responder y explicar versículos indispensables en una conversación con un líder de esta organización. Es mi deseo que este material sirva para ganar a muchos Testigos de Jehová para el reino de Dios.

CONTENIDO

I. Conociendo a los Testigos de Jehová
II. Versículos manipulados
III. El nombre de Jehová en el Nuevo Testamento
IV. Los 144.000
V. La sabiduría
VI. El arcángel Miguel
VII. Debate de un Testigo de Jehová y un cristiano unicitario
VIII. El infierno
IX. El alma y el Seol
X. Omnipresencia de Dios
XI. Transfusión de sangre
XII. La resurrección de Jesús
XIII. ¿Es pecado celebrar los cumpleaños?
XIV. La cruz
XV. ¿El paraíso será en esta tierra?
XVI. El Armagedón

Escrito por Luis Polo
Pastor IPUC

PEDIDOS: 315 8452211
luispolobello@hotmail.com

Libro: ¿A Dónde Van las Almas de los Muertos?



INTRODUCCIÓN

¿A dónde van las almas de los muertos? Es una pregunta que alguna vez nos hemos realizado, y hasta el día de hoy, para muchos sigue siendo un misterio. No hay un criterio definido entre las creencias religiosas, sobre el lugar a donde van las almas de los muertos, otros sencillamente no creen que después de la muerte exista una vida espiritual. Dios por medio de su palabra (Biblia), nos explica los acontecimientos que vendrán sobre la humanidad y los sucesos que le acontecerán a las almas de los muertos.


CONTENIDO

I. El Seol

II. El Seol = El Hades
III. El Rico y Lázaro
IV. El Paraíso
V. ¿Predicó el Señor Jesucristo cuando estuvo en el Hades?
VI. El Abismo
VII. El Infierno
VIII. ¿Qué significa por los siglos de los siglos?
IX. ¿A dónde van los muertos el día de hoy?


Escrito por Luis Polo

Pastor IPUC 

PEDIDOS: 315 8452211 
luispolobello@hotmail.com

lunes, 9 de febrero de 2015

2do Congreso de Doctrina: Eventos Escatológicos - El juicio del gran trono blanco, Cielo nuevo y tierra nueva


El juicio del gran trono blanco - Cielo nuevo y tierra nueva



SESIÓN DE PREGUNTAS


¿Por qué no serán arrebatados con la iglesia los niños de los inconversos si ellos nacen sin pecado?




¿Qué es la abominación desoladora?




¿Los santos del Antiguo Testamento resucitarán el día del arrebatamiento?




¿Qué sucederá con los hombres que murieron sin escuchar el evangelio?




¿El hombre es un ser bipartito o tripartito?




El centro de la vida del ser




Conferencista: Juan Vicente Orozco


El hno. Juan Orozco es pastor de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia en la ciudad de Valledupar, es maestro de Doctrina V - Escatología en el Instituto Bíblico Pentecostal y Directivo del Distrito 29 en Valledupar - Cesar.

Vea también:

sábado, 7 de febrero de 2015

2do Congreso de Doctrina: Eventos Escatológicos - El gobierno del anticristo y la segunda venida de Cristo



El gobierno del anticristo



La segunda venida de Cristo



SESIÓN DE PREGUNTAS

¿Serán arrebatados con la iglesia los niños de padres inconversos?



¿Todos los seres humanos nacen en pecado?, ¿Son salvos los niños de inconversos cuando mueren?



Conferencista: Juan Vicente Orozco

El hno. Juan Orozco es pastor de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia en la ciudad de Valledupar, es maestro de Doctrina V - Escatología en el Instituto Bíblico Pentecostal y Directivo del Distrito 29 en Valledupar - Cesar.

Vea también:

lunes, 2 de febrero de 2015

2do Congreso de Doctrina: Eventos Escatológicos - El tribunal de Cristo y las bodas del Cordero


¿Qué es el tribunal de Cristo?




¿Qué significa la piedrecita blanca y el nuevo nombre que recibiremos?




¿Qué son las bodas del Cordero?




SESIÓN DE PREGUNTAS

¿Qué sucederá el día de la resurrección con aquellos que sus cuerpos hayan sido incinerados?




¿Qué sucederá con los adolescentes que no hayan sido bautizados el día del arrebatamiento?




Conferencista: Juan Vicente Orozco

El hno. Juan Orozco es pastor de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia en la ciudad de Valledupar, es maestro de Doctrina V - Escatología en el Instituto Bíblico Pentecostal y Directivo del Distrito 29 en Valledupar - Cesar.

Vea también: